A la cola

Resolver la pobreza es un reto global

Seguimos sin entenderlo. La mudanza de la perspectiva no acaba de producirse: mientras el gasto social no sea tratado como una verdadera inversión de futuro, la realidad continuará repartiendo bofetadas a base de evidencias que sonrojan. La Comisión Europea lo confirma sin titubeos, sin buscar un buen maquillaje que disimule una cara ojerosa y demacrada de un gobierno que desatiende o, más bien, se despreocupa de las personas más vulnerables de la población. España, conjuntamente con Italia, ocupa la última plaza en rescatar a quienes se encuentran sumergidos, al borde del ahogamiento, en las rentas más bajas de la sociedad. Sigue leyendo