Escuelas contra la destrucción

La educación sigue siendo la única alternativa para alcanzar un desarrollo de futuro

Foto: Omar Sobhani/Reuters

Sigue leyendo

¿Qué puede cambiar el mundo?

image

Las decisiones importantes parece que son un campo solo abonado para mentes adultas que expropian parcelas de futuro de las nuevas generaciones. En muy pocas ocasiones se ha agacha la oreja para escuchar las inquietudes de niños y adolescentes sobre el mundo que desean recibir y gestionar.

Son muy pocas las veces que un mandatario es permeable a las peticiones más basicas de un menor. La legislación internacional de los Derechos de la Infancia está elaborada por los mayores que dirigen los destinos del planeta en organismos y asambleas como las que se celebran en la ONU. Es cierto que resulta necesaria la aportación y participación de los adultos para una serie de cometidos políticos y administrativos.  Ahora bien, esto no puede ser sinónimo de usurpación de espacios, por norma. Una realidad que acontece con mayor frecuencia de la deseada.

Es decir, mayores decidiendo por los pequeños que sienten como son tenidos en cuenta solo para justificar determinadas acciones. Ocurre lo mismo con las leyes de género: en la mayor parte, son hombres quienes redactan y debaten dichas leyes en un parlamento. Toda una contradicción. Y los hechos son muy tozudos: ¿cuántos niños padecen pobreza?, ¿por qué los recursos educativos no llegan a todos?, ¿quienes son los principales perjudicados en los conflictos bélicos? Algunos ejemplos que obtienen siempre una respuesta indeseable.

Se habla y predica de un futuro para las generaciones venideras que nunca llegará. Se insiste en construir desde un base no cimentada por educación, salud y protección social. Mas bien, todo lo contrario. La reacción suele ser tardía cuando el problema ya es irreversible. Y, en la mayoria de los casos, un lápiz,  tal y como divulga Malala, actual premio Nobel de la Paz 2014: “un pupitre y un libro hubiesen sido elementos suficientes para provocar cambios sociales en diferentes culturas y contextos del mundo”.

Al corro de la ‘patata’ entre las balas

Niños jugando en las calles de una ciudad en Siria

Algunas cosas duelen, y mucho. Como ser humano, comprobar que se aprende poco de los errores del pasado genera la fabricación de la química básica para sentir impotencia y tristeza en el alma. Ya sabemos (esto no es nuevo) que las guerras no conducen a nada bueno. Solo logran destrucción, drama y dolor. Una clásica conclusión que no ha evolucionado con el paso del tiempo: las armas fueron, son  y serán letales para resolver diferencias, por muy grandes que estas sean.
Aún así, el conflicto de Siria deja, en su haber, una gran cantidad de perdidas superior a las 150.000 vidas. Insoportable cifra; inasumible para la ética de la comunidad internacional que dice “que quiere pero no puede” desactivar una verdadera guerra civil.
Entretanto, millares de familias buscan las fronteras del Líbano o Irak para evadir el peligro de las balas y las bombas. Niños, mujeres y ancianos se han convertido en parte de los objetivos militares sin salir de casa. Lo más importante no parece ser las personas y sus necesidades. Para nada. Esos denominados daños colaterales solo forman parte de la estrategia militar de un bando y otro. Algo no deseado pero inevitable. Luego, a modo de consuelo, ya llegará el lamento oficial para quienes sufrieron una perdida irreparable. Pero, ¿cómo se compensa tal daño?
Y los que logran subsistir comprueban como los alimentos ya no llegan a las despensas de las pocas casas que todavía quedan en píe. Escasea todo, favoreciendo que el hambre y la sed se apoderen de la vida de los civiles; quienes, cada día, suplican la paralización de una sinrazón. De una realidad minada de muerte a un éxodo forzado. Este temible escenario ha generado un pasillo humano de personas sin rumbo. Sin saber que pasará a la mañana siguiente. Con una inquietante duda: ¿Si resulta más recomendable quedarse o marcharse?
Pese a todo. En una pequeña callejuela de la ciudad de Aleppo, cuatro niñas logran imprimir una alegría inusual, extraordinaria, dado el contexto. Ajenas a todos los interrogantes y amenazas. Al margen de las infructuosas gestiones de la diplomacia internacional y los diversos mediadores de la ONU, forman un corro infantil que logra disfrazar, de alegría momentánea, la escombrera humana en la que se han convertido las condiciones de vida de los sirios.

Entre números y letras

Relato de dos hermanos que, cada mañana, abrían los libros imaginarios para repasar las cinco vocales del abecedario, o como se suman o restan los números. Tierna postal diaria que tenía lugar en una modesta casa de la ciudad de Bata (Guinea Ecuatorial) .

Esta hermosa historia ha sido publicada, íntegramente, en el blog 3500 Millones (El País)

Aquí tienes el enlace para leer el post completo – Entre números y letras

La cultura del pelotazo

Tíos luciendo una corbata de envidiable diseño acaban repartiéndose un pastel muy jugoso. Quizás, no lo hemos entendido bien. Y ese debe ser el estilo del progreso y desarrollo que triunfa. Aquel que le usurpa todo viso de oportunidad a las presentes y futuras generaciones.

El cortoplacismo, individualismo y materialismo son el actual y fatídico rodillo de cualquier iniciativa o atisbo de política social con visión colectiva o comunitaria. En este contexto, cualquier síntoma solidario es objeto de continuo veto…

Poco a poco, el acceso a la sanidad, educación y prestación de servicios básicos se ha convertido en un privilegio a la alcance de los que pueden, por que tienen. El cómo nunca es reprobable.

El agujero negro del espacio financiero español tendrá cura. Por lo menos, algo más que una discreta tirita en el dedo magullado por un mal golpe que oscila entre 16.000 y los 62.000 millones a disposición de los consejos de administración. Esos lugares donde los muebles son caros y los ejecutivos están cargados de una ambición: ¿dónde está mi dinero?

La mareante cifra que nos concedía la Unión Europea podría incluso llegar a los 100 mil millones, en el peor de los escenarios. Pero, al final, nuestro sistema no se ha portado tan mal. Por eso, ya podemos digerir que una treintena de ex directivos de bancos y cajas se repartieron 150 millones por la óptima gestión “conocida” con cargo al rescate.

Todo está perfectamente argumentado en uno de esos contratos blindados de alta dirección que solo ellos saben negociar con una agresiva pericia. Así se habilita un supuesto derecho a cobrar cuantiosas sumas que desequilibran la balanza: “El modelo del bienestar social hace aguas pero no se olvide de hacer efectivo el cobro de su millonaria cifra”.

Una cultura del pelotazo con incalculables consecuencias para una sociedad cada vez menos sorprendida por los desmanes, descontroles y desfases económicos perpetrados por un puñado de insolidarios personajes que han realizado un pacto con el abismo a costa de vender el espiritu del desarrollo a un diablo rodeado de euros…

La Ayuda Oficial al Desarrollo decrece, regresando a niveles de inicios de siglo XXI, tras grandes avances en lo político y económico durante casi una década. ¿Qué remiendo sufrirán los Objetivos de Desarrollo del Milenio? Rercordemos que los compromisos deben verse cumplidos en el año 2015. La intuición nos lleva a pensar que se convertirá en el protocolo de Kioto (ejemplo de reiterados incumplimientos internacionales) del desarrollo humano.

Además, la sanidad se encuentra bajo la amenaza de un copago sin concretar. Como anticipo, los penisionistas ya pagan parte sus recetas al sistema sanitario. Al recibo de la presente un par de preguntas: ¿Acabarán sufragando los pacientes el alto coste de los tratamientos oncológicos y VIH/Sida? ¿Es este el futuro del bienestar construido en un pésimo presente?

Y, ¿qué pasa con la educación?… Becas mordidas por los recortes; una investigación disfrazada de utopía o un incremento de las tasas universitarias que rebajan las posibilidades de acceso a muchos para dar paso a unos pocos. Una cultura del conocimiento despreciada y depreciada por la avaricia…

Y mientras escribimos este post, la radio dedica un espacio a escuchar a personas jubiladas o viudas que explican el ingenio diario para amparar tanto a hijos como a nietos con una exigua pensión. Un innovador servicio social por mero accidente o necesidad… Desde luego, los testimonios no dejan indiferente a nadie entre tanto ‘pelotazo millonario’.

El mundo al reves

El mundo al revés. Nunca tuvo más sentido la literalidad de una frase maltratada por la cultura oral. Habitualmente, se pronuncia cargada de connotaciones negativas. Con una visión pesimista por que las cosas no están en el orden recomendado. El ánimo de la entonación suele sugerir la corrección de algo o alguien. Es curioso que su versatilidad se vea tan limitada.

Por casualidad o no, la paradoja se hace fuerte a base de insistir. Darle la vuelta a nuestro estilo de vida o cambiar comportamientos puede ser un buen principio ante la puerta de la solidaridad que no acaba de abrirse del todo. Las malas lenguas dicen que tan solo está entornada.

Este post podría escribirse para ser leído al revés. Un planteamiento laborioso que estamos seguros, y es tan factible como comprensible, que nadie aguantaría en esas condiciones hasta el final del texto. Alcanzaría la calificación de tortura. Un pequeño ejemplo de lo que significaria el persistir en un estilo desequilibrado e injusto para los seguidores de este blog.

Al margen de este obligado guiño, queda claro que las personas no son el objetivo prioritario en la toma de decisiones. Otra cuestión distinta es hablar de números y cantidades con una perspectiva material.

Dada la insitencia, praticaremos un sano ejercicio de reflexión que centra nuestra atención en los testarudos datos que rodean a los seres humanos. Todos los indicadores concluyen que la pobreza crece, los derechos humanos se deterioran, las mujeres no logran romper el techo de cristal (en el mejor de los casos) o la proporción de niños y niñas que son exclavizados o agredidos por acciones de diversa condición no alcanza un ansiado cese.

Si el lenguaje matemático es el elegido, en los actuales tiempos de especulación y mala distribución de los recursos, nos adpataremos a una corriente donde los humanidad pasa mucho frio. Para empezar y según Unicef, “un 25 por ciento de los niños españoles se encuentra en situación de pobreza”.

Continuando en esta línea, encontramos a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) denunciando que la realidad sigue siendo profundamente alarmante con 215 millones de niños convertidos en trabajadores forzados a lo largo y ancho del planeta. Otro dato no discreto: El Alto Comisariado para la Planificación (HCP) desvela la desfavorable situación de 123.000 menores obligados a dejar de ser niños por asumir compromisos laborales que no les corresponde en Marruecos.

Y buscando una cifra que no permita acomodarse en la impasiblidad habitual toprezamos con las 2.600 millones de personas en severas dificultades para vivir en unas mínimas condiciones sanitarias. Pero, “como los problemas no vienen solos”, debido a este escenario, 1,5 millones de niños padecen patologías asociadas a la carencia absoluta de salubridad.

Revertir este mapa de dramáticas realidades humanas solo pasa por omitir, con determinación, los dictados de unos mercados repletos de traficantes de dinero y aplicar una revolucionaria fórmula: “Poner el mundo al reves”.

En una próxima ocasión podríamos vaticinar, abonados a la esperanza, los resultados de esta utópica decisión…

Actor Social – ‘Santos Inocentes’

Norelys Rivas.- Recientemente han ocurrido una serie de sucesos que nos llaman a la reflexión. En un tiempo que debe ser especial para todos los niños y las niñas que aun en su inocencia esperan con ansias la Navidad, para recibir aquel juguete que tanto han deseado, para compartir con la familia que ha estado ausente, y resulta inhumano que existan personas capaces de cometer actos tan grotescos en contra de la humanidad de una dulce criatura, que apenas abre los ojos a la vida.

 Al abrir la prensa te encuentras con titulares como: “Maltrato infantil crece en la época navideña”, “Una enfermera con desequilibrios mentales envenenó a sus tres hijos de 6, 7 y 12 años”, “Asesinaron a una niña en Timotes”, Expertos alertan de un aumento de maltrato emocional hacia menores …,  “Dayan Gonzalez(5años) – Asesinado En Guanare-Venezuela”.

En relación al triste ASESINATO de Dayan González, resulta aun peor no solo por la forma tan vil en que fue maltratado y violentado, sino por la forma tan grotesca en que algunas personas y sectores de la vida pública tomaron su caso y sus fotos para satisfacer ese morbo que muchos disfrutan al exhibir sucesos tan crueles como este. No solo se abuso de él en vida sino que además de ello después de muerto se violentaron sus derechos elementales tal como lo consagra la Ley Orgánica para la Protección del niño, niña y adolescente. (LOPNNA).

En dicho instrumento legal se protege la privacidad y la integridad e los mismos, tal como lo expresan los artículos: Artículo 32. Derecho a la Integridad Personal. Todos los niños y adolescentes tienen derecho a la integridad personal. Este derecho comprende la integridad física, síquica y moral.

Para leer el resto del artículo haz click sobre este link:

“Santos Inocentes”

(Norelys Rivas es licenciada en Educación y trabajadora en el ámbito social en  la prevención del maltrato y la violencia contra la niñez y adolescencia, por los derechos y los valores fundamentales de la familia en Puerto Ordaz, Ciudad Guayana/ Venezuela)

Actor Social – Educar en la violencia prepara a los futuros maltratadores

Norelys Rivas.- Surge con renovado ímpetu una  forma de violencia que se está extendiendo y va tomando cuerpo, y es así como asoma en la escena educativa el término Bullying  y con sorpresa he observado lo común que resulta  hoy día que las instituciones educativas estén apareciendo más a menudo en las páginas de sucesos de los periódicos, que en la sección de educación y cultura, no solo en Venezuela. Situación que Resulta preocupante y debe llamar a la reflexión a  los miembros de la comunidad educativa, Más aun cuando los episodios de violencia en dichos centros parecen tener una gran capacidad para atraer a la atención pública, causando alarma social. Sería bien interesante que no solo genere alarma y llame la atención del colectivo, es preciso además que se tomen medidas entorno a la situación y se busquen los correctivos necesarios para minimizar esta práctica tan generalizada hoy día en nuestras instituciones educativas.

Es importante no  confundir estas situaciones de violencia escolar con los típicos altibajos que se producen en las relaciones entre compañeros de colegio, sobre todo a lo largo de la etapa de la adolescencia y pre-adolescencia.

Educar en la violencia y el maltrato solo forma futuros maltratadores y deja profundas huellas en ellos difícil de borrar.

Para leer el resto del artículo haz click sobre este link:

Acoso Escolar (Bullying)

(Norelys Rivas es licenciada en Educación y trabajadora en el ámbito social en  la prevención del maltrato y la violencia contra la niñez y adolescencia, por los derechos y los valores fundamentales de la familia en Puerto Ordaz, Ciudad Guayana/ Venezuela)

El compromiso de las ‘Cinco W’ en la lucha contra la pobreza

La manifestación de la pobreza no es algo uniforme o lineal que permita activar un protocolo de diagnóstico convencional. Esta es sería una visión muy excasa de perspectiva real. Ser pobre no significa, necesariamente, carecer de bienes materiales que faciliten las condiciones de vida.

Afortunadamente, la profesionalización y tecnificación de las Acciones Sociales, Ayuda Humanitaria o Cooperación al Desarrollo han acabado desautorizando la clásica fotografía del imaginario popular sobre un único tipo de pobreza. Los denominados actores sociales han resutado clave para iniciar el trabado camino de la sensibilización y advertir de la necesidad de un compromiso permanente y no aislado.

Ejemplo de ello es que, estos días, se celebra una Semana Galega Contra la Pobreza para denunciar los continuos recortes que las administraciones públicas osan a aplicar, con descarada impunidad moral, en sus presupuestos anuales. Un objetivo como el 0,7% del PIB ha pasado del color al blanco y negro, en cuestión de meses. La desdicha ajena ha sido borrada de la agenda política sin pudor alguno.

Satisface saber que, hoy en día, cuando se conversa sobre algo tan inhumano como la pobreza se hace desde un plano global y multidisciplinar. Es decir, la gente es capaz de discernir, a través de mecanismos muy personales, la existencia de diferentes clases de pobreza.

Evidentemente, la empatía es, inicialmente, mayor cuando la necesidad presentada forma parte del conjunto de las básicas: Comer, beber y vivir. Pero, los interiorizados pilares del bienestar (Educación, Sanidad y Servicios Sociales) no se han convertido en ese avaricioso tesoro  que “nunca compartiríamos”. Todo lo contrario, la idea principal de establecer un lazo solidario con una comunidad o sociedad, en innegables apuros, pasa por importar un modelo eficiente que imprima una mejora en la calidad de vida de las personas.

Esta teoría queda refrendada tras el minucioso informe elaborado y publicado por expertos de la Universidad de Vigo sobre el “Conocimiento y actitudes de los ciudadanos gallegos ante la política de cooperación y ayuda para el desarrollo”.

Los datos no engañan y deberían hacer reconsiderar a la clase política su cerrazón por huir de las líneas, programas o proyectos de solidaridad internacional.

Al parecer, la sociedad declara estar más preocupada por las consencuencias que la pobreza genera en otros semejantes que por la propia crisis económica. A este dato, también se añade un mismo o parecido sentimiento por los irreparables daños que los conflictos bélicos llevan aparejados a nivel humanitario y social.

Asismismo, la generosidad manifestada nos lleva a un campo incomodo para las actuales posiciones  políticas en la lucha contra la pobreza. Una gran mayoría considera que la reorientación de las partidas presupuestarias no debería tener afección en los capítulos destinados a esta cuestión. A partir de ahora, ¿qué lectura política tendremos que digerir?, ¿seremos espectadores de la máxima indiferencia ante una informe académico avalado?

Los entrevistados en el estudio confiesan tener una alta confíanza en la labor de los actores sociales y las ONG´s, aunque la ignorancia del mapa de organizaciones sociales es muy alto. “Pocos serían capaces de mencionar una referencia”.

En este sentido, una importante mayoría califica de ineficaces las políticas y estrategias de sensibilización promovidas desde las administraciones y el propio sector con recursos muy modestos.

Es uno de los aspectos cuestionados, a tenor de los esfuerzos invertidos en despertar una cierta sensibilidad social. Al parecer, la demanda por una comunicación periodística de calidad se hace cada más urgente con la finalidad de optimizar y mejorar el grado de conocimiento de: ¿qué?, ¿quien?, ¿cómo?, ¿cuando?, ¿por qué? y ¿donde somos solidarios?

Por tanto, un nuevo trabajo sociológico situa como una prioridad que las conocidas ‘Cinco W’, puestas en práctica por profesionales especializados, se conviertan en un reconocido y comprometido elemento de lucha contra la pobreza social e informativa.

Actor Social – “Derecho a ser informado sobre sexualidad Vs Padres que les cuesta hablar de ello con los niños”

Norelys Rivas.- Los derechos del niño se definen como: aquellos derechos que poseen los niños, niñas y adolescentes. Todos y cada uno de ellos son inalienables e irrenunciables, por lo que ninguna persona puede vulnerarlos o desconocerlos bajo ninguna circunstancia. Varios documentos consagran los derechos de la infancia en el ámbito internacional, entre ellos la Declaración de los Derechos del Niño y la Convención sobre los Derechos del Niño. Estos documentos reconocen a los niños como sujetos de derecho, pero convierten a los Estados y a los adultos en titulares de la obligación de respetarlos y hacerlos respetar. (Wikipedia).

Aun cuando en esta definición se menciona que el estado y los padres son titulares de la obligación de respetarlos y hacerlos respetar, muchos padres ‘Vulneran o en algunos casos Violan esos derechos’, sobre todo cuando se toca el tema de la sexualidad, no todos los padres están preparados para entablar  una conversación con sus hijos acerca del tema y mucho menos para asumir que si no lo hacen ellos la información está presente en el entorno del niño y la niña y va a depender de ellos y los amigos la interpretación que se le dé a la información recibida. En ello está inmerso además el riesgo del abuso sexual para el que ningún niño, niña o adolescente está preparado y para el cual no tienen herramientas de lucha o defensa, ya que no se le habla acerca de ello y mucho menos se enseña al niño a pedir ayuda o denunciar cuando siente que está siendo vulnerado o violentado de alguna manera.

Para leer el resto del artículo haz click sobre este link:

“Derecho a ser informado sobre sexualidad Vs Padres que les cuesta hablar de ello con los niños”

(Norelys Rivas es licenciada en Educación y trabajadora en el ámbito social en  la prevención del maltrato y la violencia contra la niñez y adolescencia, por los derechos y los valores fundamentales de la familia en Puerto Ordaz, Ciudad Guayana/ Venezuela)

‘La Comunicación es un intransferible servicio de desarrollo social’

La manifestación de la Comunicación para el Desarrollo tiene, afortunadamente, incontables experiencias emprendidas por organizaciones comprometidas con implementar este enfoque en parte de sus proyectos. Sin embargo, y por desgracia, es la gran desaparecida en la acción y cooperación al desarrollo del ambito autonómico y estatal.

Utilizar medios tan cándidos como la radio para sensibilizar sobre la acuciante necesidad de respetar y conservar los recursos que, con extrema generosidad, obsequia el ofendido planeta, no parece un juego o plan complementario al gran proyecto diseñado para la ocasión.

Abrir los micrófonos de un improvisado e itinerante estudio de radio en las diferentes comunidades del Bajo Lempa es un descarado (nada disimulado) intento por desarrollar la cultura de la sostenibilidad aplicando el criterio más humano al alcance. Ese es el principal objetivo de una nueva acción de Agareso en El Salvador.

Tal y como reza en el brillante subtítulo del proyecto Así suena el Lempa’: Atracaremos en las escuelas de las comunidades comprometidas con la pesca sostenible para lanzar las redes de la solidaridad. Los micrófonos son nuestras artes. Las niñas y los niños son las pescadoras y pescadores de futuro“, la principal filosofía es librar barreras físicas, generacionales y tecnológicas para incidir con decisión en una cooperación de futuro.

Este parrafo introductorio es una afortunada forma de resumir, con el talento y el arte esperado, la vocación de una iniciativa sustentada en una creencia pirograbada en el ‘manuscrito del desarrollo’, y puesto en práctica por incondicionales devotas (experimentadas comunicadoras) de unos elementos que inducen a cambios en positivo.

La trascendencia y sucesión de mensajes en el plano local  se convierte en ese ansiado y efectivo plan de sensibilización  sobre valores y conceptos relacionados con una buena gestión de los recursos naturales de la zona. Para ello, resulta fundamental la participación de agentes locales al objeto de incorporar a la vida cotidiana una serie de modificaciones que redunden en una cultura responsable de calidad ante el respeto medio ambiental.

La planificación de la CpD ha buscado la seguridad de un medio de comunicación oral de acceso universal. El sonido y la palabra son esos dos instrumentos más trabajados y elaborados, en las últimas semanas, por los escolares de siete centros educativos, convertidos en improvisados comunicadores de incalculable valor y utilidad.

Bajo la supervisión de dos profesionales del medio, los programas inciden en diversos aspectos, urgentes en su abordaje, a día de hoy, como las implementación de las tres R (Reducir, Reutilizar, Reciclar) que, creemos de forma equivocada, se ha superado en otros modelos sociales.

Greenpeace fue de las primeras organizaciones en invertir esfuerzos en sus estrategias para trazar líneas paralelas a sus acciones, y que estas se vean acompañadas por los efectos de la comunicación. Desde hace unos años, el abrazo a esta forma de entender los proyectos sociales se extiende a ONG´s como Amigos de la Terra o Asamblea de Cooperación de Cooperación por la Paz, principal impulsora del proyecto expuesto ‘Asi suena el Lempa’.

Poco o nada, se puede añadir a la intensa labor de puertas abiertas desplegada por la dirección general de Instituciones Penitenciarias hasta llegar a construir una emisora en el CP de A Lama. Tampoco, desmerece la disponibilidad y confianza despositada en la comunicación desde Confederación Galega de Persoas con Discapacidade (Cogami)Amarante o EAPN (Red Europea de Lucha contra la Pobreza). Cada uno de estos agentes ya han realizado sus maniobras de aproximación a la CpD con la convicción necesaria y esperada.

Por desgracia y como ya se ha mencionado, si hablamos de provocar un desarrollo real, partiendo de la comunicación, acabamos tropezando con una ausencia absoluta de la CpD en los planes directores de la cooperación estatal y autonómica, así como en la mayoria de las principales estrategias de los colectivos destinados a proyectar acción social en contextos próximos y ajenos. “Ni una línea, ni una mención en un recondito anexo”.

El indiferente o despreciativo comportamiento de algunos/as responsables de organizaciones sociales y ONG´s suscita una serie de preguntas en una clave muy reflexiva: ¿Dónde se debe situar el valor de la comunicación? Y, en el mejor de los casos, ¿la CpD merece ser reducida a una línea transversal?; ¿cuales son los argumentos que llevan a cuestionar o marginar esta fórmula de desarrollo?

Con todo, el tiempo está siendo el actor principal para mostrar un número de ejemplos que avalen la eficiencia de una forma de entender y canalizar las acciones sociales o los proyectos de cooperación. El hecho de atribuir un erroneo papel de ‘productora’ a este y otros conceptos de comunicación, bajo una supuesta demanda del Tercer Sector, es recurrir a una visión distorsionada basada en la ignorancia, al respecto: ¿Útil o servil?

Llegado a este indeseado punto, vuelve hacerse necesario el reiterar algo tan básico como fundamental  para comenzar a entender las potencialidades que brinda la actual Era de la Información (Manuel Castells Edición – 2001): “La Comunicación es un intransferible servicio de desarrollo social”.

*Quedan enumerados algunos eficientes proyectos desarrollo basados en la CpD:

Proyecto Árbol – Televisión Participativa

Asociación Mundial Radios Comunitarias (AMARC)

Radio Colifata

A Radio – ‘En Otra Onda’ – Agareso Radio

Agareso Radio y ACPP – ‘Asi suena el Lempa’

Agareso Radio y Cogami – ‘Sin Barreras’

Actor Social – Educar en valores: ¿Realidad o ilusión?

Norelys Rivas.- Al hablar de valores debemos tener claro que no son ficciones o producto de la imaginación de alguno que quiso “complicar la cosa”, pertenecen a nuestra realidad y al día a día. Al respecto Ortega y Minguez Vallejos (2001, 27) sostienen “cuando se aborda la educación de los valores es importante, mas aun imprescindible, rescatar la realidad del valor, sacándola del mundo de la vaguedad y de la fantasía. Solo así podrá ser presentado como algo valioso, noble que merezca la pena esforzarse.”

Esto hace pensar y lleva a reflexionar sobre el enfoque y la connotación que se le da a la enseñanza de los valores, tomando en consideración que los niños, niñas y adolescentes que asisten a las escuelas ya vienen cargados con unos valores que le han sido inculcados en el hogar y que serán afianzados en la escuela.

Es necesario mirar hacia adentro, y descubrir esos valores en uno mismo, y además tomar conciencia de ellos, para preguntarnos hasta que punto estos guían la vida propia, descubriendo también que hay en cada uno, que es lo que más se valora, que necesitamos en nuestras vidas y comenzar a pensar en la relación con los demás.

La educación en valores exige y necesita la integración y cooperación de la familia, la formación del docente y algunas condiciones ambientales para que la tarea no sea en vano.

Es triste observar la violencia con que los niños y niñas en las aulas se maltratan y gritan, incluso existen los que no tienen otra forma de resolver los conflictos con sus pares sino es a través de la violencia, y digo que es triste porque eso solo demuestra que en la casa es así como se está actuando, y así algunas otras actitudes de los niños y niñas que nos demuestran la formación que están adquiriendo en su entorno y no es nada alentador el panorama que se vislumbra para la formación en valores.

Para leer el resto del artículo haz click sobre este link:

Educar en valres: ¿Realidad o ilusión?

(Norelys Rivas es licenciada en Educación y trabajadora en el ámbito social en  la prevención del maltrato y la violencia contra la niñez y adolescencia, por los derechos y los valores fundamentales de la familia en Puerto Ordaz, Ciudad Guayana/ Venezuela)