Sin exclusiones

Mujeres de la India se implican en la lucha contra la violencia machistaUna de las principales desigualdades en el mundo se ceba con las mujeres. Se trata de más del 50% de la población del planeta y, sin embargo, carece de los mismos derechos, libertades y oportunidades que los hombres. El golpe de la pobreza, tanto relativa como extrema, es muy desigual entre una parte y otra. Y, por supuesto, las consecuencias resultan más lesivas si se compara un extremo y otro. Sigue leyendo

‘Yo solo no salvo el mundo’

Agencia Española de Cooperación al Desarrollo AECID

La cooperación es uno de esos difusos conceptos que sólo quien trabaja en ello sabe cómo definirlo con exactitud. Se trata de una de esas admiradas profesiones que, vistas desde el desconocimiento, observadas desde fuera, no son pocos los que piensan que un cooperante puede y debe vivir a base de vocación y compromiso. Más lejos de la realidad porque esa mística también precisa de ‘mástica’. Y convertirse en un trabajador indefinido o eventual al servicio de los proyectos de solidaridad suele ofrecer la cara B de un disco que suena muy poco en la escena colectiva.

Sigue leyendo

Un techo de cristal irrompible

La tozuda realidad regresa con demasiada frecuencia. Una espinosa realidad en la que distintas organizaciones exigen al Gobierno que “permita la restitución integral del derecho a la salud de las personas inmigrantes en situación irregular” y no se quede sólo en lo manifestado ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. En resumen, que no provoque cortinas de humo en el exterior que impidan ver un comportamiento insolidario en el interior. ¿O declarar en foros de Naciones Unidas es sinónimo de brindis al sol?

Diferentes realidades para las mujeres del mundo en el blog de Juan de Sola Sigue leyendo

Los corruptos en la Cooperación al Desarrollo también entran prisión

El papel de la leche y los productos lácteos en la nutrición humana forma parte del trabajo de la FAO en Cooperación InternacionalLa tozuda realidad: Una realidad en la que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en España ha advertido de la presencia de menores de 16 y 17 años en el país que realizan trabajos peligrosos, una conclusión que extraen del hecho de que este colectivo sufre al año unos 350 accidentes leves de los que una cuarta parte son por sobreesfuerzos. Y, ¿desde cuando un país desarrollado tolera un dibujo del mercado labora así?, ¿qué compromiso social puede ofrecer un tejido empresarial es proclive a utilizar a menores en sus actividades?

Sigue leyendo