En esos países de mierda…

Inmigrantes en Estados Unidos protestan contra TrumpLas luces largas del actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se han fundido, definitivamente, sin posibilidad de que esta nueva avería pueda ser reparada por nadie. Todo el mundo lo sospechaba pero en la antesala de su primer aniversario en el cargo se confirmó su estrechez intelectual y su incapacidad para visionar el mundo con un mínimo de empatía. Se trata del desahucio de un ser humano de su propia condición. Una de esas personas que pasará a la historia por ser un referente, un nombre propio más de los promotores de la discordia, la discriminación, el racismo, la xenofobia o el clasismo. En definitiva, un primer ministro de la insolidaridad. Sigue leyendo