Navegar en la incertidumbre

Campo de refugiados de Idomeni en Grecia

Foto: Miguel Núñez

No se podrá decir que el gobierno de España y la propia Unión Europea han conseguido los objetivos marcados, a inicios de la crisis humanitaria de los refugiados. Lo han hecho, y con nota: incumplieron los compromisos anunciados asilándose en una política deshumanizada, a base de conservar el corazón frío, sometido a temperaturas bajo cero.

Sigue leyendo