‘Yo solo no salvo el mundo’

Agencia Española de Cooperación al Desarrollo AECID

La cooperación es uno de esos difusos conceptos que sólo quien trabaja en ello sabe cómo definirlo con exactitud. Se trata de una de esas admiradas profesiones que, vistas desde el desconocimiento, observadas desde fuera, no son pocos los que piensan que un cooperante puede y debe vivir a base de vocación y compromiso. Más lejos de la realidad porque esa mística también precisa de ‘mástica’. Y convertirse en un trabajador indefinido o eventual al servicio de los proyectos de solidaridad suele ofrecer la cara B de un disco que suena muy poco en la escena colectiva.

Sigue leyendo