Dispendios electorales

Elecciones en España y las personas con discapacidadLas segundas elecciones generales han sido convocadas para el próximo 26 de junio, en auténtico alarde de falta de entendimiento político y derroche de recursos económicos que superan los 126 millones de euros. Esa es la cantidad que costará la nueva convocatoria electoral. Unos recursos que supondría, bien invertidos, la solución para muchas personas con Dependencia en España, todavía, pendientes de recibir una modesta ayuda para afrontar su situación.

A mayores, a lo largo de toda la legislatura pasada, España ha ido cayendo en los puestos de países donantes en Ayuda Oficial al Desarrollo. Ha pasado de ser el referente a un ostracismo preocupante. La crisis y los recortes han propiciado este deshonroso giro en las políticas de Estado dedicadas a la solidaridad.

Además, esta convocatoria de elecciones sirve para reiterar a los legisladores que 80.000 personas con discapacidad no pueden votar por haber sido declaradas no aptas. Ante ello, el CERMI se movilizará en las calles durante la campaña electoral para reclamar el derecho a voto. Que irónico: reclamarán algo que ya está reconocido como un derecho constitucional. Pero, la Ley Electoral en España tiene estas cosas. Se pone el apellido de universal, y dura lo que dura, hasta que las decisiones judiciales acaban por impedir que personas con diversidad funcional no puede decidir a sus representantes políticos.

A mayores, la discriminación alcanza niveles incomprensibles cuando dentro del propio colectivo de discapacidad a unos SI y a otros NO. La cuestión es tan singular como la propia justicia en España. Y toda esta situación debe convivir con una digestión pesada cuando la autorización para ejercer el voto también se extiende a otra clase de personas, menos capacitadas por sus actos y antecedentes, pero no sabe muy por qué capacitados para depositar una papeleta en la urna.

¿Será en la nueva legislatura cuando se dé solución a esta seria anomalía que se despeña por el barranco de la discriminación? A pesar del pesimismo reinante apelamos a la esperanza como último recurso. El tiempo ya nos dirá que hay de lo nuestro como creyentes en la igualdad real y no ficitcia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s