Ciudades limpias

Ecología en nuestras ciudades

Autora invitada, L.C. – Guatemala es actualmente uno de los países del mundo con mayor riqueza natural, además de contar con una preocupación seria por la conservación de su medio natural, ya que no por nada un tercio del país se encuentra bajo la categoría de área protegida. Sin embargo, no podemos limitarnos a cuidar nuestras playas, montañas y bosques, también debemos intentas que nuestras ciudades tengan una calidad de vida superior, pues al final repercutirá positivamente en nuestra salud y estado de ánimo.

Para esto tenemos diversas opciones a la hora de ayudar, como recurrir al mercado de segunda mano de compra venta, así como donaciones a través de páginas de avisos online a asociaciones u organismos que se encarguen de mejorar las condiciones en entornos urbanos.

Aunque no debemos de olvidar que la responsabilidad de la calidad de vida de una ciudad repercute en el conjunto de todos sus ciudadanos, quienes deben de poner de su parte para que su lugar de residencia sea un lugar donde merezca la pena vivir. Así que lo primero que debemos de hacer es preocuparnos realmente por nuestra ciudad y lo que pasa en ella, ya vivamos en Ciudad de Guatemala o en una pequeña aldea alejada, nuestra responsabilidad es la misma, pues debemos comprometernos con nuestra urbe. Para esto lo mejor es pensar que la ciudad es de todos, con lo que si la afectamos de forma positiva estamos mejorando algo que es nuestro y del resto de conciudadanos, en lugar de dañar algo que no pertenece a nadie. Así que apuesta por ser un buen vecino y apúntate algunas rutinas que harán de tu ciudad un lugar con mejor calidad de vida.

  • No ensucies. Lo mejor para mejorar la calidad de vida en una ciudad es mantenerla limpia, pues además de eliminar suciedad antiestética y malos olores mejora la percepción de vecinos y visitantes. Así que arroja tu basura en los puntos señalados y recicla lo máximo, para evitar que crezcan los vertederos en las afueras de la ciudad.
  • Respeta los entornos comunes. Piensa que un jardín o un parque es para el disfrute de todo el mundo, con lo que no lo dañes, ya que estarías limitando el ocio de la gente y afeando la ciudad. Trata los elementos de la ciudad como si fueran tuyos propios, porque en buena medida ya lo son.
  •  Deja el auto aparcado en casa. Los carros, además de contaminar la ciudad, afectando tanto a la salud de los seres vivos como a las fachadas de los edificios, son una gran fuente de estrés. Así que deja el auto de lado y apuesta por el transporte alternativo, como puede ser andar o la bicicleta si las distancias te lo permiten.
  • Dedica algo de tiempo a tus vecinos. Para esto podemos desde simplemente ser amables hasta comprometernos con alguna causa de voluntariado. Con esto ayudaremos tanto a personas necesitadas como a la ciudad en su conjunto, consiguiendo que mejores su atmósfera y que sea más agradable vivir en la misma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s